miércoles, 23 de diciembre de 2009

Feliz Navidad y año 2010

Sí.
Hoy,
de corazón
Desde el Blog
os deseamos unas felices fiestas
de la Natividad de Cristo y esperamos
un mejor año 2010 para las personas que más
estimas. Que estos días de menos trabajo, busques
un hueco entre tus obligaciones cotidianas para pensar
en ti
en él
en ella.
********************************************************************

domingo, 15 de noviembre de 2009

Sobre el temperamento y el carácter...

Entre mis pilas y pilas de libros y apuntes tengo un folletito que compré en Italia hace muchos años que se titula: "El carácter del adolescente: como descubrirlo y educarlo". Recuerdo que uno de los mejores hallazgos que hice en mis años de adolescente, fue distinguir la diferencia entre temperamento y carácter.
El librito lo resumía más o menos de esta manera: con el temperamento se nace; el carácter se hace. Fue entonces que hallé simple explicación a por qué había temperamentos tranquilos, otros apasionados, otros amorfos... y cómo podía trabajar y pulir mi carácter para ser mejor persona. No desaparecerían rasgos innatos de mi temperamento, pero sí podría moldear tantas cosas que no me gustaban ni a mí ni a los demás.
Con la pobre experiencia educativa de padre primerizo puedo deciros que el temperamento se puede ver a los segundos del recién nacido: tuve la suerte de estar al lado del parto de mi mujer y observar los primeros minutos de nuestra hija en la incubadora que le daba calor. Esos primeros minutos han sido un preludio , un aviso, una admonición de lo que se ha visto después, a los 6 meses de vida de la niña.
El blog nació con un fin didáctico y práctico para la vida, como os ofrece el Asesoramiento Filosófico. Espero que este comentario nos sirva a todos a no excusarnos en la frase típica "pues así soy yo"; "no puedo cambiar"; "yo no escogí ser así", para recordarnos, que nacemos en piedra bruta y que depende de nosotros hacer una obra de arte de nuestras vidas. O un personaje arduo, basto y burdo que no enriquezca a su alrededor. ¿Cómo soy?, ¿Quién quiero ser yo?, ¿Cómo es mi temperamento desde que tengo recuerdos? y, ¿Cómo me he preocupado de formar este carácter? Ánimo 5 seguidores del Blog. Pongámonos a moldear la arcilla ya dura de nuestro carácter con una poca de agua de paciencia y humildad. Tendrás éxitos que ni siquiera imaginabas poder cambiar...

viernes, 11 de septiembre de 2009

Después de mis típicas vacaciones...

Me imagino que casi todos, en las diferentes partes del Cono Norte o Sur donde lean este Blog, vuelven de unas vacaciones. En el Sur están a la salida del invierno y en el Norte vamos remitiendo los calores del verano.
Mi pregunta es: ¿qué vas a hacer este nuevo año escolar o solar o laboral -como quieras llamarlo- después de estas vacaciones? No son los típicos propósitos del Año Nuevo, sino que me gustaría invitarte a que no te dejes llevar por la rutina. Tengo una estupenda amiga que cada verano, cambia de orden los muebles de su casa de playa, para no acostumbrarse a ver siempre lo mismo. Este sofá aquí, esta cómoda mejor allá y las mesitas y lámparas acullá... Y de verdad que su piso cambia de aspecto cada verano que lo visitamos.
Me gustaría sugerirte que te preguntaras: ¿qué puedo hacer este nuevo curso para mejorar, para cambiar, para no arrutinarme? ¿Voy a leer al menos un libro de literatura universal al mes? Interesante. ¿Me propongo hacer una hucha para poder hacer ese viaje a tal paraíso que siempre soñé? Perfecto. Empieza ya. ¿Me propongo acercarme a esas relaciones familiares que hace tiempo que voy descuidando? Muy bien; empieza con una llamada telefónica hoy...
Mi deseo es que el año próximo, cuando llegue ese cercano y lejano septiembre de 2010, puedas decir: Este año, he leído más de 12 libros de literatura universal que todos debemos leer. Este verano 2010 he ido a las Islas Maldivas con los ahorros de la hucha que empecé en 2009. Este septiembre voy a festejar en familia mi cumpleaños que hace 5 años que no hacía pues he recuperado el afecto de mis familiares y amigos más cercanos.
En este año septiembre 2009- septiembre 2010, ¿qué vas a hacer? Hasta pronto, 15 seguidores.
El paso del tiempo… entre la eternidad y un instante… Los períodos aburridos o dolorosos parecen extenderse para siempre… En cambio, ante besos, risas, trabajo intenso, juego divertido, compañía grata… el tiempo vuela...

sábado, 8 de agosto de 2009

Las acepciones del Amor

Queridos 4 lectores y medio (el otro medio se ha perdido por tener casi dos meses sin publicar): para los que habéis dejado de seguir este pobre Blog por motivos que ya conocéis, os pido disculpas; pido disculpas a los que no he contestado sus breves aportaciones y a todos los que abrís mi página creyendo que hay un Blog que ya no escribía. Mi mujer tuvo un ángel (al que le hemos llamado María). Tiene casi 3 meses y pesa un poquito más de 6 Kg. Somos padres primerizos y quiero contaros esta nueva experiencia.
Yo he nacido amando (-casi adorando-) a mis padres, a mis hermanos; a mis abuelitos. Después vinieron esos primeros enamoramientos adolescentes en los que se te quiebra el corazón por amor y des-amor. Después tuve la suerte de experimentar enseñanzas religiosas a las que puedo decir que también fueron experiencias dolorosas acrisoladas por muchos sacrificios, que me enseñaron lo esencial que era poner el Amor como la savia de la vida.
La suerte, el destino, o la Providencia, hicieron que coincidiera un día y en un lugar concreto con la que ahora es mi mujer: ella me ama y yo a ella; de maneras diferentes pero complementarias. Cuando nos propusimos tener un hijo no teníamos contratos fijos, tampoco sueldos boyantes. Vivimos de alquiler y pertenecemos a la horda de mileuristas que apenas llegamos a fin de mes. Pero somos de ese raro grupo ( y quizá irresponsable) que pensamos con Virgilio que "omnia vincit amor" (todo lo conquista el amor). Ella está ahora en el paro pero no nos falta nada porque quizás vamos entendiendo que no hace falta "casi nada" para ser felices.
Termino: el amor a un hij@ es otro nivel, otra experiencia, algo indescriptible que te llena de ternura, de felicidad, de inocencia, de responsabilidad. Comparte todo lo dicho de los otros amores pero te obliga a redimensionar tus deficiones y experiencias de amor paternal, fraternal, divino y esponsal.
Espero esta disculpa os sirva. No he escrito por dedicarme y disfrutar de este nuevo Amor.

martes, 30 de junio de 2009

¿Porqué no escribo en el blog?

Queridos y abandonados 4 ó 5 lectores.
La razón está en la foto. Se llama María y vino al mundo el 11 de mayo...
Ahora que ella duerme más y también sus padres, podré dedicarme a los deberes cibernéticos a los que me debo.
Un saludo y hasta muy pronto.

sábado, 9 de mayo de 2009

Sobre lo que debemos creer

En esta fechas en las que hay más infectados por el virus en Valencia que en mi gigante y pobre provincia mexicana, he recibido recientemente un correo electrónico donde la ignota autora duda sobre diversas cuestiones del origen del virus.
No soy científico y no puedo entrar a este debate. Pero si soy un aprendiz de filósofo y una de las muchas cosas que debo a la filosofía es que me ha enseñado a criticar; no en el sentido de denostar las maldades de las personas o de los hechos, sino en su sentido más primigenio: analizar, escrutar, escudriñar... y finalmente, pensar para deducir.
Sólo quiero ahondar con vosotros el poder de influencia de los medios de comunicación para crear en nosotros una estructura de pensamientos compuestos por información, sentimientos, temores. Escuchamos la palabra pandemia y nos ponemos a temblar. No sabemos si el virus es tan mortal como se nos dijo al inicio pero los mass media se encargan de crear en cuestión de minutos una opinión pública que consigue que se usen por fin las caducas reservas del Tamiflú, -preparados para una pandemia de gripe aviar que nunca fue tal-, y que las acciones de las farmacéuticas suban en bolsa a la velocidad de la misma pandemia que anuncian.
Cuando mi mujer y un servidor estamos viendo las noticias, algunas nos parecen tan descabelladas e infundadas, con tan poca información y datos, con tanta politización y tendencia, que tenemos un gracioso criterio:
"no hay que creer ni la mitad de la mitad de lo que dicen;
y cuando restes esa mitad,
quita otra mitad...
y entonces encontrarás parte de verdad".
Queridos y pandémicos 4 lectores: no es escepticismo: es que quiero gritar al mundo: ¡Sed críticos con los medios que generalmente, nos manipulan!
Criticad, escrutad, pensad.

sábado, 28 de marzo de 2009

Aprender de la naturaleza

Tenemos la suerte de vivir a dos pasos de la playa. Rodeados de un largo aunque poco ancho bosque y unos inmensos huertos de naranjos que en estas fechas empiezan a estallar en flor de azahar y consiguen perfumar la huerta norte de Valencia.
Camino de casa al tren, del tren a casa, me pregunto -como todos las primaveras-, porqué los hombres nos negamos a aprender las enseñanzas de la naturaleza, la sabia naturaleza. ¿Porqué los hombres no queremos crisis? Siempre queremos estar bien, no queremos podas como los árboles ni rachas de vientos que hieran a las ramas débiles, ni heladas que debiliten a los brotes vanos o lluvias que los limpien. Pertenecemos y educamos a nuestra descendencia a triunfar, a crecer, a ganar, pero no a perder, a fracasar o a morir...

Os invito a que esta primavera y a que en los días de asueto que nos den las fiestas religiosas, pensemos un poco y en soledad en la necesidad de parar una vez al año, de apagar los motores de la mente y retirarse a pensar, a filosofar un poco. Aprendamos que el árbol seca sus ramas en otoño, "muere" en invierno y renace en flores en primavera.

En mi camino de la playa al tren y del tren a la playa cuando abro las ventanas para oler al azahar, me vuelvo a preguntar: ¿porqué aprendemos tan poco de la naturaleza? Pregunta para resolver queridos 4 ó ya 5 seguidores y perdonad mi retraso en la publicación, pero hay un nuevo brote en el vientre de mi mujer que nacerá con las flores de mayo y ello me obliga a cuidarla(s) y a trabajar más. Gracias por adelantado.

¡Qué paséis una buena primavera y unas buenas fiestas religiosas!

lunes, 16 de febrero de 2009

Lo que se dice tu mirada...

El pasado viernes por las prisas de llegar al tren que me lleva a dar las clases, olvidé mi libro de lectura en el coche. Y no tuve mayor remedio que dedicarme -como digo en broma a mis alumnos-, a hacer "una investigación de campo" en el trayecto de Puçol a Cabanyal.
Me puse a mirar... las miradas. Sin ser molesto estuve observando, quizás estudiando sólo los ojos y las miradas de algunos de los pasajeros que andábamos camino a nuestros quehaceres en el tren vespertino. Creo que podríamos adaptar el dicho a: "Una mirada dice más que mil palabras". Una madre preocupada por su hijos; un joven altivo que escaneaba a todos los pasajeros de arriba a abajo; unos enamorados cómplices en su silencio; un emigrante cansado, tímido pero esperanzado. Y por fin, la mirada limpia, inocente, amistosa de un niño que aprendía de sus abuelos.
Esto me llevó a pensar cómo nos miran los demás, o si queréis, como nos ven los demás. ¿Te ven como una persona sincera, honesta, de fiar? ¿Tu mirada es bondadosa, sin pretensiones, sin juicios? ¿Tus ojos hablan de humildad, de servicio, de ayuda? ¿O es tu mirar tosco, turbio, desconfiado? Alguna vez os he invitado a poneros delante de un espejo. mírate, pero sólo mira esos ojos y prescinde de los gestos del rostro y pon un nombre a tu mirada.
Sin duda descubrirás que la mirada es tu estado de ánimo, que habla más por ti de ti mismo, que es la ventana del alma. Como siempre, fieles 3 seguidores y 4 lectores: a pensar que para algo es este Blog y a mirar con ojos buenos, pues ellos demostrarán tu bondad.

domingo, 25 de enero de 2009

Perder el miedo a responder tus preguntas.

Hace unos cuantos días lo dije a mi mujer. Hace otros tantos lo comenté a mis alumnos de la Universidad... (-por cierto, a estudiar mis asignaturas). Estoy deprimido; ¡la gente no devuelve mis saludos! Por más que me esfuerzo por saludar con un cordial y sincero ¡Hola, Adiós, Buenos días!, me miran con extrañeza y pasan de mí. Lo he intentado en el Ascensor de Centros Comerciales, en el Bus, en el Tren... y he fracasado.

En mi investigación de campo he descubierto un preocupante enemigo: los cascos. Los hay pequeños, modernos, que despistan y no se descubren a primera vista, los conectados a los móviles o los Mp3-4, para uno o dos oídos... ¿Porqué un alto porcentaje de usuarios lleva cascos?

A veces creo, pienso, que es porque no queremos escucharnos a nosotros mismos. Creo que todos tenemos un miedo natural e innato a responder y/o a postergar la respuesta a las acuciantes preguntas que nos hacemos para poder resolver los problemas que todos llevamos en el interior.

Una de las mejores aportaciones que te aporta el Asesoramiento Filosófico es que te ayudará a escucharte primero y segundo, a responder correctamente a esas preguntas. Si tenemos la suerte de contar con un Asesor que ejerza de compañero, de amigo, de asistente, de testigo, iremos siguendo un veraz camino de autoconocimiento y de autorespuestas.

Las mejores respuestas están en tu interior. Pues lo mejor de ti mismo está dentro de ti. Pero hay que saber buscarlo y extraerlo. Y para eso, cuenta con la mano desinteresada de quien te puede ayudar a conocerte y a responderte sin intereses.

Bueno, queridos vecinos y "casco-usuarios". No tengo nada en contra vuestra. Sencillamente os pido a los cuatro vientos... ¡Devolvedme el saludo! Hasta pronto y perdón el retraso, fieles y habituales 5 lector@s.