domingo, 19 de diciembre de 2010

Esperemos que en estas fiestas todos encontremos la compañía que nos falta. Que nos encontremos con nosotros mismos primero; después con las personas que amamos y también con aquellas que deberíamos de amar más. Y finalmente, para los creyentes, que puedan disfrutar de la compañía incomparable de creer en un niño que nace para cambiar tu corazón.
Con el afecto de siempre; El aprendiz de Filósofo y su familia.

2 comentarios:

AdA... dijo...

Gracias y muchas felicidades a ti y los tuyos. Que cuando todos los adornos se retiren y se apaguen las luces navideñas, la luz de vuestro amor siga brillando siempre.

Abrazos

El aprendiz de filósofo dijo...

AdA: Siempre tan puntual y cariñosa. Tienes razón: la Navidad debe durar todo el año y sobre todo el Espíritu que la inspira.

Un abrazo.