lunes, 5 de abril de 2010

Esto sí es Novedad

Recuerdo que en un libro sagrado aparece un texto de un profeta que decía "Todo lo hago nuevo". Ahora que tengo la suerte de poder disfrutar de la paternidad y del trabajo que me hacen descuidar este Blog, he podido observar como aprendiz de filósofo algunas actitudes de mi hija.
A ella todo le parece nuevo; de hecho lo es; pero logra no aburrirse de los gestos, de los besos, de las despedidas, de los actos repetitivos que los hombres convertimos en rutina a lo largo de nuestra vida y que nos parecen viejos, usados, sin sentido, o sea, no nuevos.
Creo que la inocencia y la lección que nos dan las vidas bien vividas, las verdaderas, y en especial las de los niños, es que logran "hacerlo todo nuevo", hacerlo todo novedad. Y por ello poseen ilusión en todo; despiertan riendo y van a dormir agotados riendo y sueñan con estar despiertos para verlo todo otra vez con ojos de bondad, de admiración, como una oportunidad, sin rutina.
Querido lector abandonado: no caigas en la rutina de la vida que es el cáncer de la ilusión, aprovecha estas fiestas de pascua o de primavera para volver a abrir los ojos a la nueva vida que florece en la naturaleza y sin duda en tu interior. Hasta pronto; (¡esperemos!)...
Sólo te aseguro que una persona que lo hace todo nuevo, logra hacer de cada acto, un acto de amor y un momento de cielo. Compruébalo.

9 comentarios:

vayeciyos dijo...

Estupendo regreso, dejemos de lado la rutina!

Un abrazo!

Yandros dijo...

Aqui estamos abandonados pero fieles jejeje
A mi me gusto mucho El mundo de Sofía cuando al principio del libro describía a los filósofos como "aquellos que no han perdido la capacidad de asombrarse por las cosas".
Por eso intento que aunque todos sabemos que si sueltas un objeto desde una determinada altura, cae debido a la fuerza de gravedad, sorprenderme por ello y preguntarme porqué cae el objeto y qué es esa fuerza misteriosa que todo el mundo acepta y poca gente conoce
Es un ejemplo, no sé si me he explicado
Un abrazo

Haideé Iglesias dijo...

Me encantan sus gestos :)) Aquí me tienes con esa alegría de lo nuevo siempre :)
Tengo programada una entrada en el de fotografía llamada "atención" que habla de su capacidad de escucha y que aprendamos a ser como ellos, escuchémosles, por favor, escuchémosles como ellos nos escuchan a nosotros.

En estos momentos mirar un niño para mi se ha convertido en meditación :),digo puro estado meditativo, no reflexión ;)
Un abrazo embelesado :))

El aprendiz de filósofo dijo...

Vayeciyos: gracias como siempre y felices pascuas en La Lomilla

Yandros: es verdad que tengo abandonados a mis hijos cibernéticos... espero enmendarme. Te has explicado maravillosamente: perdemos la inocencia cuando creemos que ya sabemos todo...

Haideé: siempre fiel. Es verdad que los niños deberían ser tema de meditación, de contemplación y sobre todo de... aprendizaje. Un beso de nuestra parte.

AdA... dijo...

¡Qué tal...!

Veo que contento y hecho un padrazo;)

Pero, jeje, no sé no sé... Si bien un hombre, como tú, no puede dejar nunca aparte o aparcada su vocación de filosofar, ver, pensar, escribir etc., como filosófo viviente. No es nada falso que en este artículo que hoy tocas, has tocado al son de la paternidad. Has escrito como padre enamorado. Me da que estás en ese momento del enamoramiento ciego jeje... (la hija lo merece, desde luego;)

Es muy cierto sí, y paradójico,... que los niños, que en principio y por aquello de la ley natural, son los que tienen más vida por delante (en años digo), sin embargo, reciben y celebran todo con ansia e ilusión. Son exagerados para reir, para gritar, para protestar, para todo... Teniendo, en apariencia, (como apuntaba) todo el tiempo, actúan sin querer desperdiciar ni un segundo. Desde luego un ejemplo a seguir, que muchos ya, tomamos en cuenta, faltaba más:)

Una alegría volver a leerte...

El aprendiz de filósofo dijo...

Querida Ada: Es verdad que el amor ciega, pero en este caso, te confieso: ¡bendita ceguera!

Por otra parte, hay que recordar que muchos de los grandes filósofos nunca se casaron aunque tuvieron pareja en algún momento de su vida... yo me considero apenas un aprendiz de filósofo y aunque he vivido gran parte de mi vida solo, tuve la necesidad vital de compartir mi soledad filosófica con una mujer. Espero ella sepa soportar mis arrebatos filosóficos que son parte ahora de nuestra existencia.

Gracias como siempre por tus cariñosas aportaciones.

AdA... dijo...

..., gracias a ti, amigo filósofo.

Y, todos "necesitamos y merecemos" ser "sorportados" como nosotros "soportamos", igualmente, al otro.

Bendita ceguera sí, que tan generosos nos hace o enseña a ser.

Pero déjame que hoy te muestre yo una imagen que me tiene, tambiém, algo enamorá ¿Puedo? pues entra aquí y mira, qué cosas;)

http://pelusasalviento.over-blog.es/article-la-gata-pelusa-48441842.html

El aprendiz de filósofo dijo...

Divertidas y tiernas las fotografías Ada... gracias por tu tiempo.

AdA... dijo...

...,sí, lo mismo te digo, filósofo: Gracias.

Y nada, a ver si alguno de mis hijos mayores se anima y me da también, como la gata Pelusa, algo tan tierno y hermoso que mirar, mimar, cuidar... jijii ¡cómo somos las madres jeje!