domingo, 27 de enero de 2008

Aprender a usar nuestra cabeza


Muchas veces se dice que "hay que tener la cabeza bien amueblada", "pensar con cabeza", "tener la cabeza en su sitio"... por lo cual intuímos que pocas veces "tenemos la cabeza donde toca".

Recientemente he leido varios artículos relacionados con la memoria. Por lo visto, en estos tiempos estamos perdiendo la eficacia de la memoria, no por culpa del espacio, sino de la ingente información que metemos a ella cada día. Y ello contribuye a tener la cabeza en las nubes.

Esto nos tiene que hacer pensar que quizás tenemos demasiadas preocupaciones en nuestra cabeza. Y muchas de ellas, sin duda, afectan a nuestro comportamiento. ¿Cuántas cosas nos pre-ocupan? Sí, nos ocupan antes de que se puedan resolver, o incluso nos ocupan cuando no tienen siquiera solución. Ahora que hemos hecho algunos propósitos al iniciar el año... ¿qué medios has puesto para cumplirlos? ¿No te das cuenta que llenas tu cabeza de preocupaciones, de ocupaciones, de sentimientos y de ilusiones que no llevados a buen puerto son fuente de conflictos interiores?

Por eso desde este foro te invito a que tengas no más de 5 importantes problemas que resolver en tu cabeza, a que les pongas fechas de solución y a que los ordenes según la importancia. Te aseguro que... tendrás una cabeza mejor puesta, más amueblada y más aseada.

lunes, 14 de enero de 2008

Confiar de nuestras intuiciones.

Aprender a...

Confiar de nuestras intuiciones.

Recientemente, uno de nuestros lectores comentaba el "sexto sentido" que se atribuye a las mujeres. Es verdad: ¿quién de nosotros no se ha visto sorprendido por su madre, su mujer o su novia, por esa intuición femenina? Eso es a lo que se le llama el sexto sentido.

Yo atribuyo esta cualidad a que las mujeres son capaces de ver por encima de lo que les dictan sus sentidos. Y esto es una gran cualidad que también el ser masculino debería de aprovechar. O sea: el hombre es aparentemente más racionalista y sólo cree lo que ve. ¿Es por ello quizás que las mujeres tengan una naturaleza más abierta a lo religioso? La mujer ama con más sentimiento, pues seguramente ella "siente con su sexto sentido" el cúmulo de afectos que hay detrás de una relación. El hombre es más simple en el querer y la mujer es más completa, pues matiza con mayor precisión el arcoiris de sensaciones en una relación humana... quizás también por eso, la naturaleza ha dotado y confiado a las mujeres de la maternidad, para lograr preservar y evolucionar la especie.

Finalmente; me entristezco cada vez que escucho esa tan recurrida frase "piensa mal y acertarás". ¿Dónde queda entonces "la presunción de inocencia"? Es verdad que a veces nuestra intuición por formación, experiencia o naturaleza nos hace pensar mal... pero por tu tranquilidad te recomiendo, que cada vez que alguien se equivoque contigo, le des una "presunción de inocencia". Quizás, ese piensa bien y acertarás, te regalará la paz de haber hecho el bien en lo más íntimo y profundo de tus sentimientos, en ese bello, misterioso, pero no menos cierto "sexto sentido". Y, ¿qué mejor que conseguir la paz en lo más íntimo de nosotros?